fbpx

¿Es bueno estirarse para mi salud mental?

¿Qué es la salud mental?

Lasalud mental es básicamente la forma en que pensamos, actuamos y sentimos.

Abarca nuestros pensamientos y sentimientos, y es un componente importante de nuestra salud general. Cuidar la salud mental es tan importante como la salud física, por lo que es importante controlarse regularmente.

Vigila tus patrones de sueño, tu estado de ánimo y el tono general de tus pensamientos. Si hay un cambio importante en cualquiera de estas áreas, vale la pena acudir a un consejero autorizado o a su médico.

 

¿Por qué los estiramientos son buenos para mi salud mental?

Es un ejercicio fácil de hacer.

A menudo, en un día de mala salud mental, es difícil tener el deseo de hacer mucho de cualquier cosa, mucho menos la actividad física extenuante. Por eso los estiramientos son tan buenos: permiten mover el cuerpo de forma poco intensa, sin necesidad de equipos o ropa sofisticados. Todo lo que necesitas es espacio suficiente para moverte.

 

Puede aliviar el dolor.

Una de las posibles causas de que te sientas mal es que tu cuerpo no se siente bien. Notas el dolor, lo que crea pensamientos negativos, que pueden hacer que te centres en la tirantez, lo que acentúa el problema, que acaba creando un bucle de retroalimentación negativa. Los estiramientos ayudan a aliviar el dolor muscular y articular, lo que puede ayudarte a mejorar tu estado de ánimo y tus emociones en general.

 

Los estiramientos pueden ayudarte a interrumpir las vías de pensamiento poco útiles.

Los problemas de salud mental pueden parecer abrumadores cuando un ciclo de pensamiento negativo continúa sin romperse, permitiendo que se fortalezca con el tiempo. Los estiramientos, o cualquier ejercicio físico, pueden ayudar a romper el ciclo de pensamiento, que puede debilitarlo con el tiempo. Interrumpir los patrones de pensamiento desalentadores te ayuda a mejorar la fuerza de tu salud mental.

 

Terminar una sesión de ejercicios te da una sensación de logro.

En los días difíciles para la salud mental, muchas tareas pueden parecer abrumadoras, haciéndote sentir incapaz. Al permitirte terminar cualquier cosa, empiezas a enseñar a tu cerebro que eres capaz de hacer cosas. Incluso hacer una rutina de estiramientos de 3 minutos significa que hoy has hecho ejercicio, lo que significa que hoy ha sido un éxito.

 

Los estiramientos te ofrecen un movimiento consciente.

Cuando te estiras o haces yoga, a menudo te concentras por completo en el estiramiento en cuestión. Te das cuenta de cómo se siente y se mueve tu cuerpo en ese segundo. Esto permite que tu mente acelerada se calme y que puedas abrazar un momento de paz.

Mejore su sesión de estiramientos optimizando su espacio para favorecer su tranquilidad. Escucha música o abre una ventana para que entre el aire fresco. Cualquier elemento que te haga sentir bien y actúe como un reset te ayudará a sentirte mejor.

 

Los estiramientos son una forma de aliviar el estrés.

La actividad física es una forma estupenda de reducir el estrés y las endorfinas a través del cuerpo. El estiramiento alivia la tensión y es una forma de trabajar físicamente cualquier emoción difícil que pueda estar experimentando.

 

Una mujer estira la pierna por encima de la cabeza mientras lleva auriculares.

 

¿Qué más puedo hacer para mejorar mi salud mental?

Asegúrate de estar hidratado y de haber comido recientemente.

La deshidratación y el hambre pueden tener un gran impacto en tu estado de ánimo y en tu salud mental en general.

Asegúrate de nutrir tu cuerpo, especialmente si notas que te enfadas fácilmente con la gente que te rodea. Busca tentempiés sanos pero apetecibles que te ayuden a recuperar el ánimo.

Ladeshidratación también afecta a la claridad de tu cerebro, así que bebe agua a sorbos durante todo el día para mantenerte funcionando lo mejor posible.

 

Duerme lo suficiente.

Desgraciadamente, trastornos como el insomnio y otras alteraciones del sueño son comunes cuando la salud mental disminuye o se padece una enfermedad mental. Por eso es importante tomarse en serio la higiene del sueño y acudir al médico si no se puede dormir bien.

 

Socializa y habla con alguien.

Ya sea dando un paseo con un familiar, tomando un café con un amigo o hablando con un psicólogo, interactuar con otra persona le ayudará a estabilizar su salud mental.

 

Practicar una buena higiene.

Ducharse puede actuar como un restablecimiento mental, la ropa limpia te ayudará a sentirte arreglado, y lavarte las manos ayuda a promover la buena salud en general.

 

Haz pausas, tanto en el trabajo como en la vida cotidiana.

Trabajar sin parar puede parecer productivo o necesario, pero te predispone a agotarte o a sufrir un colapso mental. Tómate pequeños descansos mientras trabajas y asegúrate de darte tiempo para bajar el ritmo y hacer lo que te gusta cada día.

 

Sé creativo.

Haz garabatos en un diario, haz música o prepara un pastel. Cualquier cosa que te permita crear y expresar tus emociones es una gran salida. No tienes que pintar la próxima Noche de las Estrellas ni compartir tus ranas de fieltro con nadie si no quieres. El simple hecho de ser creativo permite que tu mente y tu cuerpo trabajen con emociones y pensamientos a los que te cuesta poner palabras.

 

Una persona está sentada bajo una ventana inclinada, leyendo mientras toma un té.

 

 

Hay muchos elementos que puedes hacer para mejorar tu salud mental y todas estas sugerencias son medidas proactivas para que te sientas lo mejor posible. Si tienes algún otro consejo que quieras recomendar, ¡no dudes en ponerte en contacto con nosotros en team@westretch.ca!

 

Todos los enlaces incluidos son sólo para referencia, información adicional o valor de entretenimiento, sin compensación monetaria. Póngase en contacto con nosotros en las redes sociales o en team@westretch.ca. Fotos por cortesía de Unsplash.

Este artículo no pretende actuar como consejo médico ni sustituirlo. Por favor, hable con su médico si tiene alguna duda.

 

Escrito por Kayla Willsey